INCOMPATIBLES - Ella quería conquistar al cerebrito de la clase. Él estaba determinado a ignorarla... hasta que descubrió su secreto. UNA RELACIÓN PERFECTA - Historias románticas contemporáneas con un poco de arte en cada una. BESO ROBADO - Lina conoce a dos bailarines de ballet: uno que le gusta... y otro que hará de todo para conquistarla. LOBO DE LUNA - La amistad inquebrantable entre una criatura del bosque y un lobo de otro mundo. EL REY Y EL PÁJARO BLANCO - Había una vez un joven rey y un ave blanca con un secreto extraordinario. RELATOS DE AMOR Y SANGRE - A menudo el amor sale terriblemente mal... AMOR SANGRIENTO - Él está muriendo de un cáncer terminal. Ella tiene un secreto escalofriante. OSCURA SALVACIÓN - Historias sobre amor y salvación... plagadas de horror y oscuridad. Haz clic en las portadas para leer las muestras gratuitas. Ve a la página SOBRE MIS LIBROS para ver todo mi catálogo. ¡Gracias por apoyarme!

27 de julio de 2011

MI GATO Y YO

La tierna relación con mi gato empezó allá por 1997, el día en que lo encontré lamentándose bajo un auto. ¡No se asusten, que NO lo había atropellado el auto! Es que por ese entonces era apenas un gatito y se había escondido ahí porque estaba perdido (o quizás alguien lo había abandonado).

Decidí adoptarlo. Le tomó unos... no sé, quince minutos adaptarse a su nueva vida :-D Debía de llevar cierto retraso en el crecimiento porque tenía los ojos amarillos a pesar de su tamaño, y en una semana, con la buena comida, aumentó al doble.

Mi gato no tiene nombre. Es que no me sugería ninguno, en realidad, y de hecho da lo mismo porque sólo responde cuando le da la soberana gana. A efectos prácticos, me referiré a él como Minino :-P

La vida con Minino ha sido bastante interesante. Una vez le hice una prueba de coeficiente intelectual felino que confirmó lo que yo ya sospechaba: es un bicho bastante listo. Aprendió a rascar puertas para que lo deje entrar o salir, sabe cómo pedir que le encienda una estufa, y antes de volverse perezoso solía saltar por las azoteas y cazar cucarachas. No lo culpo por volverse perezoso. Después de los 10 años un gato ya no es tan flexible ni rápido, y de hecho agradezco que ya no cace cucarachas porque las destripaba sobre mi alfombra y yo tenía que recoger las patas sueltas (puaj). En fin, la cosa es que mi gato aprendió todas las habilidades para su supervivencia doméstica. Apuesto a que habría aprendido más cosas si no hubiera sido lo bastante listo como para darse cuenta de que podía convencer a los humanos de hacerlas por él (como ya dije, es un bicho listo).

No todo ha sido un camino de rosas, claro. Cuidar de un gato tiene otras desventajas aparte de las cucarachas; para empezar, están los PELOS. Un gato tiene MILLONES de pelos, y por más que uno pase la aspiradora, más vale acostumbrarse a convivir con la invasión pilífera. Cualquier cosa que caiga al suelo quedará automáticamente cubierta, en mayor o menor grado, de pelos gatunos. Y ni hablemos de la ropa.

En segundo lugar, está lo de rasguñar las puertas. Mi gato tiene una paciencia tremenda, y es capaz de rasguñar una puerta durante HORAS para que se la abra. Y luego rasca para volver. Y después rasca para salir de nuevo. Y ASÍ TODO EL MALDITO DÍA, porque además de paciente, mi gato es un bicho bastante indeciso y nunca sabe dónde quiere estar exactamente. Grrrr.

En tercer lugar, está el problema de los tropezones. Mi gato tiene la irritante costumbre semi-masoquista de echarse a dormir en medio del camino. Y me refiero a CUALQUIER PARTE DE LA CASA por donde uno circule. La consecuencia de esto es que suelo tropezarme con él al menos dos o tres veces al día, con el posible riesgo de causarme un esguince o fractura.


A Minino, sin embargo, no parecen importarle los golpes ni los pisotones. Debe de ser por todo ese pelo que amortigua el impacto.

La actividad favorita de Minino es dormir, por supuesto. Aunque en eso no se diferencia mucho de todos los demás felinos, claro, puesto que son criaturas altamente evolucionadas con la habilidad de ahorrar energía en cualquier ocasión posible y en la posición más cómoda posible.


(Jo, lo veo así de cómodo y me da una envidia...)

Lo bueno de Minino es que es un bicho cariñoso pero sin resultar agobiante. Bueno, dependiendo de la hora. A veces se me acerca pidiendo mimos y me acaricia el pie. Le hago mimos. Vuelve a acariciarme el pie. Lo subo a mi regazo hasta que me acalambro por estar en la misma posición con una bola peluda de 6 kilos sobre mis piernas. Lo bajo. El bicho vuelve a acariciarme el pie y ahí ya me canso y le ordeno que se busque un pasatiempo (algo que no involucre arañar las alfombras ni subirse a mi cama).

En fin, la cosa es que, a pesar de los inconvenientes, él y yo nos queremos.


G. E.

[Mi gato murió el 27/11/14. Escribí esta despedida.]

21 de julio de 2011

CÓMO ENOJAR A UN ESCRITOR

¿Recuerdan mi artículo sobre cómo enojar al veterinario? Bueno, como mi otro trabajo es escribir (y sigo buscando la manera de hacer redituable esa actividad), se me ocurrió que podría comentar las cosas que hacen enojar a los escritores :-)

"CUALQUIERA PUEDE ESCRIBIR"

Esto es lo primero que se le puede decir a un escritor para hacerlo enfadar. Técnicamente es cierto (de acuerdo, cualquiera puede poner palabras en una página o una pantalla), ¡¡pero en realidad no lo es!! Escribir EN SERIO es algo que no le sale a cualquiera, así como uno no es capaz de bailar como Baryshnikov sólo por tener dos brazos y dos piernas. Y escribir un buen libro es más o menos igual de complicado. Excepto por la transpiración y los esguinces, claro.

"ERES DEMASIADO JOVEN PARA ESCRIBIR"

¿Quién lo dice? ¿Hay una edad predeterminada para la inteligencia o el talento? Mozart empezó a componer música a la tierna edad de 5 años. Y si hablamos de sabiduría, conozco personas de menos de 20 años más sabias que algunas de 50. Depende de la capacidad de observación, la imaginación y la cultura, y no hay edad para eso. ¡Uno puede escribir a la edad que le venga en gana! Total, no es como conducir un auto, que requiere licencia. Los escritores no pueden matar a nadie con la escritura (aunque un lápiz puede ser una buena arma, si se clava en un ojo).

"LA LITERATURA ES CULTURA Y DEBE SER GRATUITA"

(Aquí es donde me golpeo la frente con la palma de la mano.) ¿Ah, sí? ¿El argumento de que la cultura es un derecho y blablablá? Bonita excusa para pretender que los escritores trabajemos gratis. Otras cosas que son un derecho: la comida, la atención médica y la vivienda. ¿Nos regalan esas cosas? PUES NO. Sólo se dan en forma gratuita cuando uno es muy, muy pobre (y a menudo ni siquiera entonces). Si quieren literatura gratis, vayan a la biblioteca (que tampoco es gratis, porque se financia con los impuestos). Por lo demás, los libros son un producto intelectual y por lo tanto deben pagarse. Sí, incluyendo los libros electrónicos. ¡Escribir es un TRABAJO!, por más que algunos afirmen lo contrario (y para quienes afirmen lo contrario, los reto a escribir una buena novela de 100.000 palabras, así comprenderán lo difícil que es).

"LOS ESCRITORES SÓLO SE PREOCUPAN POR EL DINERO"

Francamente, no. Pero últimamente es un tema muy mencionado. ¿Por qué? PORQUE LA ESCRITURA SIGUE SIENDO UNO DE LOS TRABAJOS PEOR REMUNERADOS, INCLUSO MENOS QUE EL DE UNA EMPLEADA DOMÉSTICA O UN OBRERO DE LA CONSTRUCCIÓN (Grisham, King, Rowling y Follet son notables excepciones, nada más). Como cualquier gremio, tenemos el derecho de pelear para mejorar nuestras condiciones laborales. Que nos digan que somos vendidos por tratar de vivir de nuestro trabajo es un verdadero insulto. Y ni hablemos de la frase "prostituir el arte". ¿En serio? ¿Prostituir el arte? A ver, ¿se le dice a un médico que "prostituye su juramento hipocrático" cada vez que cobra su sueldo? ¿O se le dice a un granjero que "prostituye a la naturaleza" por vender el producto de su huerta? PUES NO. Uno hace un trabajo y pide remuneración. Ni más ni menos. El criterio artístico es una cuestión aparte y no está ligado al hecho de que el libro se venda o se dé gratis (pensar lo contrario es como afirmar que los médicos sólo son capaces de salvar vidas cuando no cobran por su trabajo).

Por si fuera poco, se dice que los escritores "prostituyen su arte" cuando escriben para complacer al público, pero si uno hace lo contrario, ¡entonces los lectores se quejan porque uno no los deja satisfechos! ¡Eso no se vale!

Y hablando del criterio artístico...

"PERO [INSERTAR NOMBRE DE OTRO AUTOR]
YA ESCRIBIÓ SOBRE ESO"

Pues claro. Pero eso es porque la literatura tiene casi tantos años como la humanidad. Seguro hay algún escritor en el pasado que ya escribió sobre tal o cual tema. ¡¡ESO NO SIGNIFICA QUE UNO LE HAYA COPIADO LA HISTORIA!! La originalidad no sólo está en el tema, sino en la combinación de ideas y la ejecución, los personajes y las descripciones. O sea, el comentario sobre los otros autores está de más. (A menos, claro, que uno realmente haya plagiado o adaptado una obra ajena. En tal caso, se vale denunciar.) Si todas las historias tuvieran que ser 100% originales, no se habría escrito una sola novela de vampiros después de Drácula (mmm, pensándolo bien, eso nos habría librado de la serie Crepúsculo).

"TU LIBRO ES MUY LARGO, DEBE DE TENER RELLENO"

¡¡ES IMPOSIBLE AFIRMAR ESO ANTES DE LEERLO!! Además, la longitud no necesariamente está ligada al relleno. Hay obras cortas que no dicen nada y obras largas que dicen un montón. Es como la comida: el valor nutricional no necesariamente va ligado al tamaño. (Y hablando de comida, esperen un segundo que me voy a buscar unas nueces. Tengo hambre.)

"LEERÉ TU LIBRO... SI ME LO DAS GRATIS"

Mi respuesta: "Vale. Entonces yo quiero que trabajes gratis para mí al menos unas siete u ocho horas (dependiendo de las horas de entretenimiento gratis que obtengas con mi libro). ¿Ah, no? Pero mira que luego te haría promoción, ¿eh?"

También es motivo de enojo para un escritor que le pidan un libro gratis... y luego ni se molesten en leerlo. ¿Para qué lo pidieron en primer lugar? Grrrr...

ARTE SAGRADO VS. ENTRETENIMIENTO BARATO

¡¡PFFFFFFFF!! Me río de esa división prejuiciosa, considerando especialmente que muchas "obras de arte" de la literatura son una buena cura para el insomnio. ¿Escribir para entretener no tiene mérito? ¡Como si fuera fácil captar la atención de la gente en esta época, con los videojuegos, la TV y YouTube! (por no hablar del alcohol y el sexo).

CONDENADAS EDITORIALES

No todas merecen ese calificativo, claro, pero hay situaciones que se repiten y hacen enojar mucho a los escritores. Entre ellas: no pagar regalías, ocultar las cifras de ventas para no pagar regalías, poner fechas de entrega ridículamente cortas para entregar un manuscrito, pedir un manuscrito de urgencia... y luego no mirarlo en una semana, no contestar mensajes preguntando por las regalías no pagadas, no contestar mensajes en general (esto se vale especialmente para el envío de manuscritos; vamos, que apretar el botón de responder y copiar/pegar un "No estamos interesados en su manuscrito, gracias" no consume TANTO de su sagrado tiempo, y a los escritores nos ahorra MESES de espera).

Otra cosa que molesta a los escritores es cuando las editoriales aprovechan una moda y saturan el mercado con libros sobre un mismo tema (ejem-vampiros-ejem), de modo que ya no les queda espacio para publicar libros de ese tema de autores nacionales que quizás hasta sean mejores. Encima, cansan a los lectores (como salga otro libro sobre vampiros adolescentes quejosos, compraré un bazuca que dispare estacas en lugar de cohetes).

ESAS DISTRIBUIDORAS MAFIOSAS

Tampoco son todas, claro, pero que las hay, las hay. Al fin y al cabo, en el reparto de la torta son quienes se llevan la tajada más grande. Y pobre de la editorial que trate de salirse del sistema, porque es muy posible que no consiga colocar sus libros en una librería ni aunque los lleve ahí por cuenta propia. (Insertar música de El Padrino.)

ESOS COLEGAS

Aquí voy a ser políticamente incorrecta, pero a veces los propios escritores hacen difícil la profesión. Por ejemplo, cuando autopublican libros sin una revisión mínima (ni siquiera ortográfica), desvalorizando a otros escritores autopublicados que sí se toman el trabajo de ofrecer la mejor obra posible. O cuando ellos mismos fomentan la imagen de que un escritor es un artista que vive del aire. O cuando hay políticas de silencio con respecto a las editoriales o distribuidoras mafiosas, por miedo a represalias. O... uf, ¡tendríamos que ser más inteligentes y crear un sindicato, como los guionistas de Hollywood!

ESAS RESEÑAS TRAMPOSAS

"Este libro es un asco" y "este libro es una maravilla" son las peores, porque no aclaran los motivos de la calificación. A menudo las reseñas negativas sin explicación son un intento de sabotaje de otros escritores (véase punto anterior), mientras que las reseñas estupendas sin explicación son puestas ahí por los parientes/amigos del escritor en cuestión. En cualquiera de los dos casos, ¡son prácticas desleales que también perjudican a los lectores!, sobre todo cuando la calificación de la reseña no coincide con la calidad de la obra reseñada. ¿¿Y a quién le gusta la propaganda engañosa?? (Bueno, salvo la gente que cae con las ofertas de Teleshopping, queriendo creer que un anillo o un té los harán bajar de peso sin sudar ni una gota en el gimnasio.)

¡LAS FALTAS DE ORTOGRAFÍAAAA!

Esta queja es personal, pero quizás algunos escritores la compartan. Después de pasar AÑOS aprendiendo a dominar el lenguaje, kada ves k algien eskrive de ésta manera es komo si me pegaran kon un martiyo en el emisferio hortografico del serevro!!!!! Y cuando encima añaden que da igual porque aún se entiende...

¿¿Me ven lo suficientemente enojada a estas alturas?? ¡¡¡PORQUE AHORA TENGO UN CABREO DE MIL DEMONIOS!!!

¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAAARRRRRRRRRRGGGGGGGGHHHHHH!!!!!

Me voy a escribir un cuento de horror con sangre y descuartizamientos para sacarme el enfado. Porque el oficio de escribir tendrá sus frustraciones, pero por suerte también sirve de catarsis para ellas...

G. E.

Artículo relacionado: CÓMO ENOJAR A UN LECTOR.

15 de julio de 2011

FIESTA DE DESPEDIDA DEL GHM

¡Aplaudan de nuevo al conde Drácula por haber ganado el Gran Hermano con monstruos! Una vez recuperado de la tremenda indigestión, pudimos celebrar la fiesta en el castillo. O sea, el nuevo castillo de Drácula :-D (Es bueno que tenga más de un castillo, para mudarse en caso de que lo ataque una turba enfurecida anti-vampírica. Hay tanta gente intolerante suelta por ahí...)

En fin, los preparativos para la fiesta fueron grandiosos. Decoramos el castillo con globos, bichos fosforescentes y telarañas de colores, invitamos a una banda de música compuesta exclusivamente por pulpos mutantes gigantes (tocaban muy bien la gaita, por cierto) y llenamos las mesas con todo tipo de alimentos y bebidas.

¿Recuerdan a los demás participantes del concurso? ¡Pues todos aparecieron para celebrar el triunfo de Drácula! Bueno, todos menos Matilda la zombi, que ya no existe, y 0010110. Este último no se recuperó del todo de la decapitación accidental, y por ahora está trabajando como calculadora en un colegio. Pobrecito, deséenle suerte. No es fácil lidiar con las nuevas generaciones de críos.

Como sea, Bernarda y Bublob trajeron una sorpresa: ¡su camada recién nacida de bebés babosos! Eran un poco raros, algo así como una cruza entre un caracol y un puñado de algas. Tal vez puedan hacerse amigos de los hijitos de Shrek, aunque por el momento se entendieron bastante bien con los cocodrilos del foso del castillo.

Atatrix regresó de Marte, y de paso trajo los elementos necesarios para llevarse a Rodolfo de vacaciones (o más bien como exterminador de plagas, por el resultado del combate contra la bestia marciana). Aracne apareció cargando prendas de punto para todos, Medusa llegó con su hijo Pegaso, Frankie Jr. y Martín el gólem vinieron con el doctor Roderic Frankenheimer, Rodolfo viajó desde Transilvania, y el monstruo bajo la cama no tuvo que moverse de ahí porque todavía no se había marchado del castillo :-D (Drácula le permitirá quedarse un tiempo más, pues al parecer le ha tomado cariño.)

Por supuesto, los fantasmas japoneses fotografiaron a todo el mundo hasta que les quitamos las cámaras. De verdad, llega un momento en que tantos flashazos son malos para la vista.

¡Pero fue una fiesta muy alegre, y sin accidentes ni incidentes! Bueno, de acuerdo, quizás hubo alguien que perdió una pierna a causa de los cocodrilos (Frankie, pero ya le pusimos otra) y más de uno resbaló en la baba o se enredó con las telarañas (las decorativas y las de Aracne), pero nada de eso cuenta mucho después de los problemas de vida o muerte que los participantes tuvieron que enfrentar durante el concurso, como las ranas mutantes carnívoras o el monstruo momificado.

Al final de la fiesta, Drácula se subió a una torre para que le tomaran fotos como vencedor:

¡¡¡Drácula por siempreeeee!!!

La verdad es que el conde resultó ser un muy buen ganador: prometió que como dueño del castillo siempre recibirá a sus antiguos competidores, y además regaló ejemplares de las novelas Drácula (la original de Bram Stoker) y El año de Drácula (una de Kim Newman que mezcla personajes de diversas obras literarias además de Drácula).

Terminamos la fiesta devorando lo que quedaba del festín :-P Drácula no se indigestó de nuevo... pero sí nos indigestamos todos los demás :-D Menos sir Gandolfo, claro, porque sólo es una armadura (los fantasmas japoneses no comen).

¡Y así acaba el Gran Hermano con monstruos!

G. E.

PD: Por cierto, la aplastante victoria de Drácula vino a demostrar que los vampiros no sólo siguen vigentes, sino que además todavía hay aficionados a los vampiros DE VERDAD, no a los que resplandecen al sol como bolas de espejitos y en lugar de chupar sangre se lo pasan suspirando por adolescentes quejosas.

PPD: Lo sé, los murciélagos vuelan de noche. Pero el murciélago en la foto de Drácula está durmiendo porque bebió demasiado limoncello. Esperemos que no despierte con resaca, pobrecito. Les juro que es bueno y cariñoso a pesar de que chupa sangre.

9 de julio de 2011

EMPLEOS QUE ME GUSTARÍA TENER

Antes que nada, aclaro: me gusta mi trabajo de veterinaria y también me gusta escribir (aunque este segundo trabajo todavía no es rentable... lo cual podrían ayudarme a solucionar comprando alguno de mis libros, por cierto :-P). Sin embargo... bueno, por más que disfrute de mis dos trabajos, hay algunos otros empleos que sin duda me encantarían si estuvieran a mi alcance.

Para empezar, ¡quisiera ser una científica loca! ¿Pueden imaginarme en un laboratorio, haciendo experimentos con el ADN y creando monstruos de todo tipo, como el doctor Frankenstein? ¡Eso estaría súper genial!

¡¡Viveee!! ¡¡VIVEEE!!

Súmenle a eso que adoro las tormentas eléctricas y descuartizar cadáveres (esto último me quedó de las clases de anatomía en la facultad... aunque dejó de ser divertido cuando el cadáver en cuestión empezó a llenarse de larvas de mosca; es una larga y asquerosa historia, tal vez la cuente en otra ocasión).

Otro empleo para el que me postularía sin dudarlo es... ¡cazadora de mitos! ¿No saben de qué estoy hablando? Pongan el programa Mythbusters, si acaso tienen el canal Discovery. En ese programa hay un grupo de nerds que se dedican a probar todos los mitos que circulan por ahí, para averiguar si son posibles o no. ¡Y se divierten un montón en el proceso! ¡¡Y HACEN EXPLOTAR COSAS!! ¿¿A quién no le gustaría un empleo en el que se pueden volar cosas en mil pedazos?? Como adicta al juego Angry Birds, vaya que me tienta lo de generar caos y destrucción... :-P

Mi siguiente opción laboral sería... ¡exterminadora de monstruos! De monstruos malvados, por supuesto, como los que invadieron el castillo del Gran Hermano con monstruos sin permiso. Iría por ahí en onda Van Helsing, con una ballesta automática y litros de agua bendita. ¡Y pobre del monstruo que se topara conmigo!

También me gustaría ser una grandiosa hechicera, como Gandalf o Dumbledore. Pero sin barba, por supuesto, porque no es femenina :-P Así podría ayudar a algún hobbit que anduviera por ahí buscando deshacerse de un anillo poseído, o a algún adolescente con gafas que peleara contra las fuerzas del mal, las cartas vociferadoras o las clases aburridas de Historia de la Magia.

¡¡TÚ... NO... PASARÁS... sin sobornarme con chocolate!!

Y ya que estoy en vena friki, ¡otro empleo grandioso sería capitana del Enterprise, para viajar temerariamente a donde nadie ha llegado antes! No sólo me quitaría las ganas de hacer turismo, también podría conseguirme un planeta propio y llenarlo con todas las especies terrestres que están en peligro de extinción. ¡¡Y no habría políticos estúpidos en ese planeta!! (Antes de que lo pregunten, quien desee mudarse conmigo tendrá que llenar un formulario. No invitaré a cualquiera a mi planeta nuevo; como mínimo tendrá que tener una molesta conciencia ecológica.)

Por último, y como mi empleo favorito, ¡¡quisiera ser una motociclista fantasma!! Me pasearía por ahí con el pelo la cabeza en llamas, no me preocuparía más por los brotes ocasionales de acné, usaría una cadena ardiente como látigo, TENDRÍA UNA MOTO SÚPER FABULOSA ¡¡Y ADEMÁS CONVERTIRÍA EN ESTATUAS A LAS PERSONAS MALAS!! ¿¿¿PUEDE HABER UN MEJOR EMPLEO QUE ÉSE EN TODO EL UNIVERSO???

¡¡ADORO MI TRABAJOOOOOO!!

G. E.

3 de julio de 2011

¡EL GANADOR DEL GHM!

Después de muchas aventuras pintorescas dentro del castillo, ¡por fin tenemos al ganador del Gran Hermano con monstruos! ¡Aplaudan, por favor... AL CONDE DRÁCULA!

Fue una competencia reñida, desde luego, con tantos incidentes, accidentes y monstruos no invitados. Por un momento pareció que Drácula y el monstruo bajo la cama quedarían empatados, pero finalmente Drácula sacó dos votos de ventaja y obtuvo así la victoria.

"¿Y cuál era el premio?", se preguntarán. Pues les recuerdo que se trata del castillo del GHM. Lo sé, aquí me dirán que seguramente Drácula ya tenía su castillo en Transilvania, pero con estas crisis financieras y las devaluaciones de propiedades, un castillo extra no le vendrá mal :-D

Sin embargo, algo ocurrió antes de poder entregarle al conde el título de propiedad del castillo. ¿Se acuerdan de que había una criatura carnívora viviendo en el sótano? Estábamos en la duda de si era el monstruo momificado, pero resultó que no. ¡Y justo el día de la entrega del premio la bestia carnívora salió de su escondite con el propósito de devorar a todos los presentes! Era una cosa espantosa, de cuatro metros de alto, con espinas, cuernos, garras, dientes y un apetito colosal.

¡¡¡GGGRRRRRRAAAAAAUUURRRRRR!!!

El monstruo carnívoro devoró lo primero que encontró a su paso: al agente de bienes raíces que iba a darle el título de propiedad a Drácula. Se lo tragó entero y luego escupió sus ropas, incluyendo los calcetines y los zapatos.

Los presentes nos miramos con caras de espanto. Luego yo le dije a Drácula: "Tu castillo, tu problema." Después de eso salimos corriendo, dejando al conde a cargo de su... eh... monstruosa plaga doméstica.

Huimos a través del puente levadizo para ponernos a salvo (se nos unieron algunos cocodrilos, y el monstruo bajo la cama trajo su cama a cuestas). Dentro del castillo se oyeron rugidos, gritos y el ruido de cosas rompiéndose. Empezamos a temer lo peor... y luego hubo silencio. No sabíamos si entrar al castillo a ver qué había pasado, pero entonces apareció el conde Drácula: magullado, tambaleándose y... muy, muy gordo.


—Le he chupado la sangre al monstruo —anunció Drácula, todavía con sus colmillos ensangrentados—. ¿Alguien podría darme un vaso de Hepamida? Creo que estoy sufriendo una tremenda indigestión...

Y vaya que sí, pobre Drácula. Había bebido tanta sangre que parecía John Goodman. Le proporcionamos un digestivo y arrojamos el cadáver reseco del monstruo carnívoro al foso, por si los cocodrilos tenían ganas de masticar algo (además, no queríamos que el monstruo volviera a la vida convertido en vampiro). Después hicimos un minuto de silencio por el pobre agente de bienes raíces.

En fin, una vez superado el problema, felicitamos de nuevo a Drácula por su aplastante triunfo. ¡Ahora sólo falta la fiesta de celebración! Estén pendientes del último episodio del GHM...

G. E.

Siguiente entrada: FIESTA DE DESPEDIDA DEL GHM.


Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D