Haz clic en las imágenes para leer en línea las respectivas muestras gratis. Haz clic aquí para ver mi catálogo completo y las diferentes opciones de compra o descarga gratuita. ¡Gracias por apoyar mi carrera literaria! :-)

28 de mayo de 2012

MIS HISTORIAS DEL DESIERTO (1)

Escribí mi novela Historias del desierto inspirada en parte por Las mil y una noches y en parte por las clásicas novelas de fantasía ambientadas en entornos medievales. Más que nada deseaba crear un mundo con sus propias reglas extrañas y maravillosas; si lo conseguí o no, eso ya quedará a juicio de los lectores :-)

Como sea, el desierto de mi novela (Huru) tiene tantas cosas nuevas que me siento un poco en la obligación de hacer un recorrido turístico para dar cuenta de ellas y de paso picar el interés de los lectores. Es decir, me parece una mejor estrategia promocional que estar bombardeando a todo el mundo constantemente con la misma propaganda :-D (Qué le vamos a hacer, los escritores autopublicados no tenemos más apoyo que nuestra propia iniciativa... aunque últimamente ni publicando con editoriales se consigue mucha promoción.)

Por lo tanto, fui a comprar algunas provisiones, mucho protector solar y ropa adecuada, y ¡hala!, me subí a mi dragón para viajar a Huru y hacer de guía turística en persona :-D

Fue un vuelo bastante largo a través de mi imaginación :-P Unas horas más tarde, sin embargo, descendimos en Huru y nos sacamos la primera foto:


Por cierto, lo que llevo en mi cinturón es una cimitarra :-D He querido una cimitarra desde que vi un documental sobre las batallas de las Cruzadas y aprendí que ¡pueden cortar brazos de un solo tajo! Algunos me dirán que debí conseguir una katana como la de Uma Thurman en Kill Bill, pero esa película es técnicamente incorrecta, ya que las katanas no sirven para cortar brazos (otra cosa que aprendí en los documentales). Eso no las hace menos efectivas como armas, desde luego :-P

¿En qué estaba? Ah, sí, Donald y yo aterrizamos en el desierto. Había un sol radiante, por supuesto, y hacía bastante calor. Por suerte las alas de Donald me daban sombra, aunque de todas maneras me puse las gafas de sol y bastante protector solar (ya saben, chicos y chicas, hay que cuidarse de los rayos ultravioleta).

Nuestra primera parada fue en un oasis. Primer dato fantástico sobre Huru: existen genios de agua. No salen de lámparas ni se parecen a los genios de las películas ambientadas en Arabia, sino que están hechos de agua y sirven a todos los habitantes de Huru. Para llamarlos hay que escribir sus nombres en la arena. Si no te sabes sus nombres, ¡no hay problema!, puedes utilizar un símbolo universal que hará aparecer al genio de agua más cercano. Y más vale, porque en Huru no existe el equivalente de las guías telefónicas ni nada parecido.

Cada oasis suele tener su propio genio de agua, que le da mantenimiento como si fuera una especie de guardia forestal. Cuando Donald y yo llegamos al oasis, nos topamos con su correspondiente genio de agua, que al vernos saludó de esta manera:


Qué simpático, ¿verdad? :-) Los genios de agua son unas criaturas adorables y serviciales... salvo con la gente malvada. Por esas reglas de mi desierto están obligados igualmente a dar agua a la gente malvada, pero en tales ocasiones dejan de lado la cortesía (más o menos lo que pasa con los camareros de los restaurantes).

¿Y qué pintan esos pececitos en el genio de agua? Bueno, pues otra particularidad de los genios de agua es que ¡tienen mascotas! Adoran los pececitos de colores. Si quieren hacer feliz a un genio de agua, regálenle un pececito y el genio se volverá un amigo fiel. También pueden regalarle piedras preciosas, pero bueno, no todos tenemos presupuesto para propinas tan caras :-P

En fin, como hacía mucho calor decidí darme un baño en el oasis mientras Donald aprovechaba toda esa arena para... bueno, para hacer lo que los gatos suelen hacer en la arena. Ya saben (y si no lo saben, no lo voy a explicar). El agua estaba fresquita, y al rato me puse a jugar con el genio, que salpicaba agua sobre mi cabeza o me tiraba hacia arriba para darme un buen chapuzón. (Como dije arriba, los genios de agua son adorables.)

Después del baño me vestí, volví a ponerme protector solar... ¡y entonces me di cuenta de que Donald había desaparecido! ¡Yo estaba sola en medio del desierto!

Empecé a llamar a Donald a gritos y... bueno, tendrán que esperar hasta la próxima entrega para saber lo que pasó, porque esta historia ¡continuará! :-D

G. E.

Artículo relacionado: MIS HISTORIAS DEL DESIERTO (2).


Haz clic en PREVIEW para leer la muestra gratis de la novela. Haz clic aquí para ir a tu página de Amazon correspondiente y comprarla.

22 de mayo de 2012

LA CANCIÓN DEL ÁGUILA

Y como yo persisto en mi cruzada interminable por triunfar en la literatura sin arrancarme los pelos en el intento (¡ja!), hoy toca el anuncio de otra novela que he publicado a través de Amazon. Se titula La canción del águila. Al igual que Historias del desierto, es una novela del género fantástico, pero con menos magia y más orientada a los protagonistas animales. Aquí va la sinopsis:

Un solitario chico de doce años evita que un águila sea capturada por unos misteriosos cazadores. El animal queda incapacitado para volar, pero rápidamente se forma entre él y su salvador una profunda amistad. Sin embargo, el muchacho pronto empieza a comprender que el águila es mucho más que un ave. Tal vez el destino la haya puesto en su camino por alguna razón que él debe descubrir... si primero logra escapar de los mortales enemigos que aún persiguen al animal.

Y aquí va la muestra gratis, que pueden empezar a leer cliqueando en PREVIEW:


Hagan clic en este enlace para ir a la página de Amazon que les corresponda. Si no tienen un Kindle, pueden usar el programa gratuito Calibre para cambiar el archivo a cualquier otro formato, dado que no le he puesto DRM.

¡Disfruten de la lectura!

G. E.

16 de mayo de 2012

QUÉ NO HACER CON LOS PERROS

En el artículo anterior enumeré los errores más comunes que los propietarios de mascotas cometen con los gatos. Pero como los perros también existen y la gente los adopta como animales de compañía, hoy toca mencionar los errores más comunes que la gente comete con ellos :-P Aquí voy, pues.

COSAS QUE NO SE DEBEN HACER CON LOS PERROS
(o sus dueños se arriesgarán a una muerte violenta causada por mí, o a un mordisco en el trasero causado por sus perros)

APARTARLOS DE SU MADRE ANTES DE TIEMPO

Sí, esto es lo mismo que para los gatos. Las perras también son unas madres estupendas, y su leche es la mejor para el cachorro porque tiene más grasa y menos lactosa que la de vaca. Aquí no puedo dar un tiempo de destete específico, sin embargo, porque depende de la raza, la salud de la perra y el número y peso de los cachorros. Se debe preguntar esto al veterinario.

ELEGIR LA RAZA INADECUADA

Los perros no son como los jarrones, que se eligen por forma y color según las manías del propietario. SON SERES VIVOS. A ver, lo repetiré: SON SERES VIVOS. He visto mil veces a las personas elegir cualquier raza de perro por la apariencia y luego quejarse de los problemas que ello ocasiona. Hay razas que no se llevan bien con los niños, otras que no sirven como guardianes, y otras que requieren cuidados especiales. Mi queja favorita: "¡Me compré un husky siberiano y no sirve para nada!" Pues es un perro muy útil... ¡para tirar de los trineos en Alaska! ¿Tiene usted un trineo? ¿No? Entonces ¿¿para qué cuernos se compró un husky siberiano??

PONERLOS EN AMBIENTES PELIGROSOS

Otra cosa más en común con los gatos. Pero aquí hay un riesgo adicional: ¡¡los perros son imprudentes por naturaleza!! Donde un gato se detendría a olfatear con suspicacia, lo más probable es que el perro entre sin pensarlo siquiera. Los perros, además son MUCHO más torpes que los gatos. Una vez vi a un perro al que se le había rajado un costado... ¡porque había estado durmiendo junto a un coche viejo, y se levantó con tanta prisa que se rasgó la piel con la punta del parachoques! (ya ven, los perros también tienen días torpes).

DARLES DE COMER CUALQUIER COSA

Los perros son más bien omnívoros, pero al igual que los gatos, ¡¡no pueden digerir cualquier cosa ni mucho menos funcionan como trituradores de basura!! He visto radiografías de perros con huesos atorados en el intestino, perros intoxicados con alimentos humanos de todo tipo, y perros de razas grandes al borde de la inanición porque sus dueños eran tan idiotas que adoptaron/compraron un perro grande y luego decidieron que sería una idea estupenda alimentarlo con el pienso más barato del mercado (de esos que consisten en una suma de las sobras de todas las industrias alimenticias). Porfis, ve al veterinario y pregúntale cuál es el mejor alimento para la edad, la raza y las características individuales de tu perro.

DEJAR QUE COMAN CUALQUIER COSA

Debo hacer esta precisión porque a diferencia de los gatos, que son muy cuidadosos y quisquillosos con la comida, el perro es capaz de meterse cualquier cosa a la boca y encima tragársela. De hecho, hasta hay un programa de televisión llamado ¿El perro comió qué?, donde se muestran casos de perros que, por aburrimiento o simple estupidez, acabaron en el consultorio veterinario por devorar cosas tan insólitas como cajas, correas de cuero, tangas y ¡dinero! Si tu perro tiene esta mala costumbre, no dejes a su alcance objetos que puedan acabar en su estómago, y sácalo a la calle con un bozal.

DESCUIDAR LA SANIDAD

Nuevamente, los perros sufren tantas o más enfermedades que los gatos, y la mayor parte de ellas se pueden prevenir. Asegúrate de que tengan al día sus vacunas y desparasitaciones.

NO ESTERILIZARLOS

Este punto es válido igual que para los gatos, añadiendo: en las hembras también previene infecciones de útero potencialmente letales, y en los machos puede evitar o solucionar problemas de dominancia. Y para los hombres con perros machos, dejen de hacer el equivalente con una castración humana. ¡Al perro NO LE IMPORTA SU VIRILIDAD!

NO CEPILLARLOS NUNCA

Los perros no se lavan con la lengua, y por lo tanto no tragan pelos. Pero justamente porque no se lavan, los perros de pelo largo no pueden desenredar su pelaje, y se les forman unos nudos que no permiten que la piel se ventile adecuadamente. Esto puede llevar a una dermatitis (inflamación de la piel por infecciones). Además, hay perros que mudan el pelaje dos veces al año, como los huskies siberianos o los ovejeros alemanes. Quien no esté dispuesto a cepillar a su perro de pelo largo, que lo cambie por un perro de pelo corto.

Gracias por no cepillarme.
Siempre quise saber qué se sentía ser un estropajo (no).

BAÑARLOS DEMASIADO SEGUIDO

Sí, entiendo que los perros no tienen un olor muy atrayente. Sí, entiendo que, además, algunos perros tienen la mala costumbre de revolcarse sobre sustancias apestosas. Peeero... los baños demasiado frecuentes resecan la piel del perro, y ésta acaba por volverse seborreica (grasosa) en un intento de compensar. Entonces, el animal termina oliendo peor que nunca por los aceites que se enrancian. A menos que el perro se haya bañado en agua de mar o que esté muy sucio, la mejor manera de mantenerlo limpio y sin olores es cepillándolo frecuentemente (el cepillo ya remueve los pelos sueltos y la grasitud).

DEJAR QUE EL PERRO SE VUELVA AMO Y SEÑOR DE LA CASA

Éste es uno de los peores errores que cometen los dueños, especialmente cuando sus perros los superan en fuerza física (puede bastar con que el bicho pese más de 20 kilos). NUNCA hay que dejar que el perro se crea por encima de uno en la escala jerárquica. Ni siquiera a los pequeños (he conocido señoras asustadas por sus propios caniches). Desde el primer día hay que dejarle claro al animal que quien manda en la casa ES EL HUMANO, y que el humano es el macho/hembra alfa de la jauría. De lo contrario, luego termina pasando esto:

¡¡Grrrr, cómo te atreves a sacarme de MI sofá,
estúpido humano subordinado!!

Una vez más, espero haber dejado las cosas claras :-)

G. E.

10 de mayo de 2012

QUÉ NO HACER CON LOS GATOS

Desde que era estudiante y empecé a hacer trabajo voluntario en una clínica, hasta el día de hoy, he tenido la oportunidad de ver los errores más importantes que las personas cometen con los gatos. Se me ocurrió ponerlos aquí con la noble intención de que nadie más vuelva a cometerlos. Porque como llegue a ver a otro propietario descuidar a su minino de alguna manera... tendrá que vérselas conmigo y mi cachiporra. Que los gatos merecen respeto, carajo.

COSAS QUE NO SE DEBEN HACER CON LOS GATOS
(o sus dueños se arriesgarán a una muerte violenta causada por mí)

APARTARLOS DE SU MADRE ANTES DE TIEMPO

¿Quieres un gatito bebé? No problem! Eso sí: ¡deja que esté con su madre el tiempo que corresponda! (al menos 8 semanas). Las gatas están entre las mejores madres de la naturaleza; ellas se ocuparán de los primeros meses del gatito mejor que nadie (sí, mejor que las personas).

PONERLOS EN AMBIENTES PELIGROSOS

Al igual que los niños, los gatos pueden electrocutarse, morir aplastados por vehículos, intoxicarse, caer desde sitios altos o ser aniquilados por otros animales. Si quieres tener un gato, toma todas las medidas necesarias para evitar que muera de una forma extremadamente horrible. Es cierto que los gatos caen de pie, pero son susceptibles a las fuerzas de la física; por lo tanto, pon rejillas de alambre si vives en un piso alto. No permitas que mastique cables eléctricos, aléjalo de animales más grandes, ten cuidado al sacar el auto de la cochera y, si acaso fumigas la casa, ¡no dejes al gato dentro! (o su fantasma te acechará por siempre).

DARLES DE COMER CUALQUIER COSA

A ver, LOS GATOS NO SON HERBÍVOROS NI OMNÍVOROS. Son CARNÍVOROS. El gato requiere una dieta específica que le aporte todas las proteínas necesarias, especialmente el aminoácido taurina. Si no sabes qué come un gato en la naturaleza, pregúntale al veterinario qué marcas de alimento para gatos son las más recomendables, y sigue las instrucciones del paquete. ¡¡Y NO ENGORDES AL POBRE BICHO!! Los gatos son seres ágiles y bellos. No hay nada más triste que privarlos de su agilidad, convirtiéndolos en bolas de grasa al estilo Garfield (Garfield no se ha muerto de obesidad ¡porque es una caricatura!; los gatos en la vida real se enferman como cualquier persona gorda).

Gracias. Siempre quise saber
qué se sentía ser un puerco (no).

DESCUIDAR LA SANIDAD

Al igual que cualquier animal, los gatos son susceptibles a una variedad de virus, bacterias y parásitos. ¡Y para algo están los veterinarios! Sí, LOS GATOS SE VACUNAN Y DESPARASITAN IGUAL QUE LOS PERROS. Y no está bien que los gatos tengan pulgas como manadas de bisontes corriendo por una pradera. El gato se siente incómodo... y las pulgas también pican a la gente y a los perros.

NO ESTERILIZARLOS

A menos que tengas un gato con la intención de obtener crías, ¡esterilízalo! TAMBIÉN A LOS MACHOS. En la naturaleza ellos van a su aire y se reproducen, pero los gatos domésticos están mejor sin sus gónadas. A las hembras les disminuye la probabilidad de contraer cáncer de mama (que en las gatas casi siempre es maligno), y a los machos les alarga la vida (especialmente porque dejan de andar por ahí en onda pendenciera, arriesgándose a que otro gato los mutile/asesine).

NO LIMPIARLES LA CAJA SANITARIA

Los gatos son animales muy limpios. Se lo pasan lavándose, ¡y no les gusta estar en contacto con su propia caca! Cuando un gato se enfrenta a una caja sanitaria sucia, lo más probable es que haga el equivalente de fruncir el ceño y se vaya a defecar a otro lado. Cuidado con eso.

NO CEPILLARLOS NUNCA

Como los gatos se lo pasan lavándose, tragan MILES DE PELOS, y lo más probable es que esos pelos acaben vomitados en alguna alfombra. No es sano para el gato ni es sano para la alfombra. A los gatos les gusta que los cepillen a menudo, además.

FUMARLES AL LADO

Y como los gatos se lo pasan lavándose, tragarán cualquier toxina que se les adhiera al pelaje, LO CUAL INCLUYE EL HUMO DEL TABACO. Una vez participé en la cirugía de una gata con tumores de boca por culpa de su dueña fumadora. La gata se murió. ¡¡NO QUIERO QUE ESO VUELVA A PASAR CON OTRO GATO!!

NO DEJARLOS DORMIR

Por esas cosas de la naturaleza, los felinos son seres dormilones. O mejor dicho, la naturaleza hace que duerman de día para que tengan energías durante la noche, cuando salen a cazar. Los gatos caseros no salen a cazar, pero aún así dormirán buena parte del día. Y hay que dejarlos tranquilos durante ese tiempo, porque de lo contrario se pondrán de muy mal humor (los entiendo, a mí me pasa lo mismo cuando tengo insomnio).

PONERLOS EN RIDÍCULO

A diferencia de muchos perros, TODOS LOS GATOS TIENEN AUTOESTIMA. Al gato no le gusta que le pongan vestiditos ni que lo ridiculicen de manera alguna. Los gatos fueron adorados en el antiguo Egipto y no lo han olvidado. ¡LOS GATOS SE CREEN LOS DIOSES DE LA CASA! O sea, hay que respetarlos, a menos que uno quiera terminar así:

¡Fzzzt! ¡Como me pongas ese lazo, humana,
te convertiré en un montón de carne picada!

Espero haber dejado las cosas claras :-)

G. E.

Artículo relacionado: QUÉ NO HACER CON LOS PERROS.

4 de mayo de 2012

POR UN BLOG MÁS ECOLÓGICO

Los que han seguido este blog por un tiempo ya saben que tengo una molesta conciencia ecológica :-) Por eso, cuando recibí cierto mensaje por correo electrónico vi la oportunidad de aliviar mi culpabilidad por el hecho de usar una computadora que gasta energía y consume recursos naturales :-P

"¿Y de qué va la cosa?", se preguntarán. Pues, ¡se trata de apadrinar un árbol para que chupe el dióxido de carbono que se libera indirectamente a la atmósfera por la existencia de este blog! (conste que el mío no es el único culpable, ¿eh?). Al poner ese botoncito en la columna de la izquierda y comunicar la dirección de este blog a proTierra, ¡ellos plantarán un árbol! ¿No es estupendo? Todavía no sé si podré bautizar a mi ahijado de madera, pero me encantaría llamarlo... Bárbol. O quizás Ermenegildo, ya que suena como una verdura (pobres los Ermenegildos de este mundo, por cierto; ¿en qué estaban pensando sus padres?).


Lo anterior no significa, desde luego, que pueda renunciar a mi conciencia ecológica o que vaya a abandonar mis esfuerzos por preservar el planeta. Seguiré reduciendo, reutilizando y reciclando, porque sería bonito que la Tierra nos sobreviviera a los humanos. Además, ustedes ya deben de saber que, al igual que la marciana Atatrix del Gran Hermano con monstruos, yo no estoy de acuerdo con la estúpida conquista de Marte, al menos hasta que aprendamos a cuidar responsablemente el planeta que ya tenemos.

Encima, continuaré manteniendo mi jardín como una jungla, aunque los vecinos me digan que parece descuidado. ME DA IGUAL LO QUE PIENSEN. Mi jardín no está descuidado, es una reserva ecológica donde conviven pájaros, mariquitas, lombrices, caracoles, plantas, limoneros (el naranjo no porque se murió, pobrecito), hormigas, arañas y otro montón de bichos pintorescos. Además, con los limones puedo hacer limoncello y las asclepiadáceas me permiten criar mariposas Monarca :-P

Si ustedes también quieren apadrinar un árbol, vayan a la página de proTierra y sigan los pasos indicados ahí. ¡Es GRATIS! (mis libros no, pero ¡son baratos!; compren alguno para entretenerse un rato y de paso alimentar a mi cerebro para que yo pueda seguir escribiendo).

¡Únanse a la campaña de reforestación! Y de paso evitaremos alguna catástrofe climática apocalíptica como las de las películas :-D

G. E.

EDITADO EL 11/11/2016 PARA AÑADIR:

La campaña ya terminó, pero eso no significa que no podamos plantar árboles nosotros mismos para reducir la contaminación. Pásenme algunas semillas, una pala y un terreno libre :-)


Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D