Haz clic en las imágenes para leer en línea las respectivas muestras gratis. Haz clic aquí para ver mi catálogo completo y las diferentes opciones de compra o descarga gratuita. ¡Gracias por apoyar mi carrera literaria! :-)

13 de septiembre de 2012

SOBRE CRIMINALES ¡ABSOLUTAMENTE TARÚPIDOS!

En la vida real hay criminales inteligentes... y otros que merecerían palos en la cabeza ya no por sus crímenes, ¡sino por su tremenda e insultante estupidez!

Como dudo mucho de que los delincuentes en general estén suscritos a este blog (lo que menos quiere una es que aprendan a hacer bien su "trabajo", por razones obvias), aquí les va una lista de los errores más locos de los que me he enterado hasta ahora:

"SUICIDIOS" FÍSICAMENTE IMPOSIBLES

¿Recuerdan la serie Sledge Hammer!? Hay una escena muy divertida donde los protagonistas encuentran un cadáver con no recuerdo cuántas puñaladas en la espalda. Entonces va Hammer y pregunta: "¿Ya descartaron el suicidio?" Pues bien, esto que me sonó tan chistoso y ridículo en la serie ¡ha pasado repetidamente en la vida real!

A ver, asesinos y asesinas con menos cerebro que un pollo, ¿realmente creen que la policía se va a tragar el cuento de que el muerto pudo suicidarse de un escopetazo en la nuca, o veinte puñaladas, o de cualquier otra manera que implique las habilidades de contorsionista de un integrante del Cirque du Soleil? Really? ¿Pero ustedes qué se piensan, que los detectives nacieron ayer?

LOS SEGUROS DE VIDA

Por lo que veo en los programas sobre crímenes de la vida real, cuando alguien te hace un seguro de vida millonario sin siquiera preguntártelo... es casi seguro que planea asesinarte para cobrar el dinero. Hasta aquí podría funcionar el asunto, pero luego... a ver, como que NO es buena idea hacer el seguro de vida uno o dos días antes de matar a la persona, o ir a cobrarlo inmediatamente después de asesinarla. ¡Es demasiado OBVIO, más allá de que lo primero que mira la policía es quién se beneficia cuando alguien ha muerto por causas no naturales! E incluso en caso de que la policía no lo notara, ¡sin duda que la compañía de seguros hará su propia investigación antes de soltar los dólares!

LA REACCIÓN ANTE EL INTERROGATORIO

Acabas de asesinar a alguien. Viene la policía a interrogarte. Como que el siguiente paso debería ser, no sé, FINGIR ALGUNA REACCIÓN ANTE LA MUERTE DE LA PERSONA ASESINADA, ¿NO? ¿Acaso no hay numerosas películas donde el homicida ensaya frente al espejo lo que va a decir? Sin embargo, algunos asesinos en la vida real no sólo olvidan fingir sorpresa/tristeza cuando les comunican la noticia de la muerte de la víctima, sino que tampoco se molestan en preguntar, a fin de cubrir las apariencias, cómo murió. ¡Bien hecho, idiotas, se acaban de convertir en los sospechosos principales de sus respectivos crímenes!

EXCUSAS INVEROSÍMILES

"Lo maté en defensa propia." Nop, esto no cuela cuando el sospechoso muestra apenas dos o tres rasguños y la víctima pesa treinta kilos menos y tiene fracturas por todos lados. NANAY.

EL ADN "VOLADOR"

"No, yo no conocía a la víctima", dice el homicida, y luego resulta que su ADN estaba por todos lados en la casa del muerto, e incluso en las orejas y la raja del trasero del muerto. ¿¿Estos criminales nunca vieron un episodio de CSI?? Encima, alguno ha llegado a tener el descaro de negar la evidencia del ADN, ya sea afirmando que la policía la plantó ahí... o que de alguna manera el ADN flotó hasta la escena del crimen. Aaaaajá. No, eso tampoco cuela.

CRIMINALES QUE NO SABEN DESHACERSE DE UN SIMPLE CADÁVER

Cierto, no es fácil deshacerse de un cadáver. ¡¡Pero al menos no cometan la estupidez de enterrarlo en el jardín propio o cualquier otro sitio vinculado a ustedes!! ¿Acaso nunca vieron un episodio de Hannibal o Dexter? ¿O al menos leído alguno de los libros?

TROFEOS

¡Evidencia, gente, evidencia! ¡LOS TROFEOS SON EVIDENCIA! O por lo menos no dejen los trofeos a simple vista, criminales idiotas. Lo mismo se vale para los productos de un robo. Mi caso favorito: un asaltante que no sólo recibió a la policía con la misma ropa que había llevado al asalto, sino que además el dinero se encontraba aún en los bolsillos de dicha vestimenta. [Palma golpea frente.]

NO PAGARLE AL ASESINO A SUELDO

Aunque no lo crean, esto también ha pasado en la vida real. En serio, ¿a qué clase de idiota se le ocurre no pagarle (o pagarle poco) a alguien QUE SE GANA LA VIDA MATANDO A OTRA GENTE POR DINERO, Y QUE ENCIMA PODRÍA DELATARLO COMO AUTOR INTELECTUAL DEL CRIMEN EN CUESTIÓN? (Mmmm, ahora tengo ganas de escribir un relato sobre el tema. Algo así como la historia de un escritor que se convierte en asesino a sueldo en sus ratos libres y empieza a liquidar a los editores que no pagan las regalías en tiempo y forma. Sería sumamente catártico.)

ASESINOS QUE NO SABEN USAR UN NAVEGADOR DE INTERNET

Sí, hoy en día encontramos todo buscando en Google. Pero cuando uno usa Google para preguntar "cómo asesinar a alguien" Y LUEGO VA Y COMETE EL ASESINATO, ¡más le vale borrar el historial de navegación antes de que la policía eche un vistazo a la computadora! (Sí, es otro caso real.) Sólo los escritores nos salimos con la nuestra en estas cuestiones, dado que matamos personas ficticias.

En fin, imagino que los policías y detectives han de agradecer la incompetencia de ciertos delincuentes. Esperemos que estos últimos no mejoren sus patéticas habilidades para el crimen, ya que facilitan mucho el trabajo de apresarlos :-D

Estás arrestado. Y no sólo por matar a tu vecino, sino por tratar de hacerme creer que se sucidió reventándose la cabeza con una maceta. Pedazo de imbécil.

G. E.

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir escribiendo! ¡Gracias!

1 de septiembre de 2012

VIDA DE MARIPOSA

En alguna próxima vida quiero ser una mariposa. "¿Y eso por qué?", se preguntarán. Cierto, no suena muy espectacular ni emocionante, ¡pero la vida de mariposa tiene muchísimas ventajas!

Para empezar, desde que nacen hasta que inician la metamorfosis, su única actividad es comer. O sea, ¡comen todo el tiempo, sin preocuparse por la obesidad ni la diabetes tipo 2! Comen, comen, comen, crecen, crecen, crecen, y mudan la piel cuando ya no caben en ella. ¿No suena estupendo?

En segundo lugar, está lo de la metamorfosis. Al principio eres algo así como un tubo digestivo con patas, pero luego haces la metamorfosis y te conviertes en un hermoso insecto volador. ¡Y con la capacidad de ver más colores que los seres humanos! La vida de una mariposa adulta consiste en a) volar de una hermosa flor a otra, b) beber delicioso néctar (una vez más, sin preocuparse por la obesidad ni la diabetes tipo 2) y c) tener sexo.

Y en tercer lugar, las mariposas no tienen preocupaciones. Sí, pueden chocar contra los automóviles, o ser devoradas por pájaros, o morir en una tormenta, ¡pero su cerebro diminuto no piensa en nada de ello!

Aquí me dirán que las mariposas viven muy poco (entre quince días y tres meses, esto último para las Monarcas), pero bueno, mejor una vida corta y emocionante de mariposa que una vida larga, lenta y aburrida de tortuga terrestre :-P


Eh... por supuesto, cuando sea mariposa tendré cabeza de mariposa. Digo, es que así parezco una versión lepidóptera del protagonista de La mosca :-D (la versión original).

G. E.


Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D