Haz clic en las imágenes para leer en línea las respectivas muestras gratis. Haz clic aquí para ver mi catálogo completo y las diferentes opciones de compra o descarga gratuita. ¡Gracias por apoyar mi carrera literaria! :-)

31 de octubre de 2012

¡NOCHE DE BRUJAS 2012!

¿Recuerdan mi Noche de Brujas del año pasado, en la que mi dragón insistió en que YO me disfrazara de dragón para poder disfrazarse ÉL de princesa? Bueno, pues este año me tocó elegir los disfraces. Y dada mi reciente adicción al juego Angry Birds...

Pues bien, mi pájaro favorito de Angry Birds es el pájaro bomba. Lo adoro. Es negro (me gusta vestir de negro) y ¡hace explotar cosas! Junté bastante alambre, mucho papel de periódico, algunos kilos de engrudo, pintura de varios colores, y esto es lo que salió:


¡Bien! ¡Ya estaba lista para la fiesta de Halloween y/o para reventar algunos puercos verdes!

Le mostré el juego a mi dragón Donald, pero él, en lugar de elegir un pájaro, ¡señaló a uno de los puercos! (Mmm, tendré que enseñarle a jugar a Bad Piggies.) Esta vez necesité bastante más alambre, papel, engrudo y pintura, pero entre los dos conseguimos meterlo en este disfraz:


Lo más difícil fue plegarle las alas para que encajaran dentro de la bola. Lo bueno es que puse en práctica mi origami. Lo malo es que, cuando se quite el disfraz, es muy probable que tenga que plancharle las alas a Donald para que pueda volar de nuevo. (Grunf. Detesto planchar cosas.)

Lo bueno de estos disfraces es que los hicimos con compartimientos interiores para guardar los dulces que nos den, y también para guardar explosivos y huevos podridos en caso de que NO nos den dulces y nos veamos obligados a realizar alguna travesura... (¡Uh, ya espero que alguien se niegue!)

Cuando salgamos a la calle, correré detrás de Donald como si pretendiera hacerlo explotar. ¡Vamos a armar un tremendo espectáculo! (Sólo espero que nadie sienta la tentación de tirarme a mí con un tirachinas gigante. No soy la única fanática de Angry Birds en mi ciudad.)

En fin, ya estamos por salir a divertirnos. ¡Feliz Noche de Brujas a todos los lectores de este blog! :-)

G. E.

PD: Si tienen tiempo, pueden ir a mi otro blog a leer mis dos cuentos de Halloween para este año: El invitado y La cena de Halloween. Hay fantasmas y monstruos :-) ¡Ojo con las salpicaduras de sangre...!

****************************************

FRAGMENTO DE SOMBRAS

Miró en derredor entrecerrando los ojos. Las olas del mar saltaban sobre el muro de la playa; los árboles crujían y se quebraban como palillos de dientes; algunos cables del tendido eléctrico se vinieron abajo y las luces se apagaron. Fue cuando Javier distinguió las sombras, primero con el rabillo del ojo y luego ante él, cerrándose en círculo como leonas hambrientas. No hacían ruido, sólo se movían flotando igual que humo negro, indiferentes al viento y la lluvia.

—¡Largo! ¡Déjenme en paz! —gritó Javier por encima de los truenos. Las sombras no se alejaron—. ¡Auxilio! ¡Ayúdenme!

El muchacho empezó a correr sin esperar la ayuda que había pedido. Ya no creía que nadie pudiera salvarlo de las sombras, ni siquiera él mismo. Pero corrió de todas maneras, aprovechando el empuje del viento para aumentar su velocidad. Dejó de gritar porque eso hacía que entrara más agua a su boca, y necesitaba todo el aire que pudiera conseguir. De algún modo adivinó que las sombras venían por él, y que si llegaban a atraparlo estaría perdido. Siguió corriendo, pues, pero aún las veía a pocos pasos, estirándose como tentáculos.

Un rayo golpeó una columna. El estallido fue ensordecedor, con chispas y humo, y el agua transmitió la corriente hasta Javier, quien pudo sentir la electricidad recorriendo su cuerpo de pies a cabeza. En esos segundos no pudo pensar. Todos sus nervios hormigueaban y el corazón se descontroló en su pecho, latiendo de cualquier manera. Vio luces que sólo estaban en su cerebro; un diente se le astilló al cerrar las mandíbulas de golpe. Cuando la corriente se detuvo, él cayó sin fuerzas sobre el pavimento, de espaldas, y aunque la capa de agua amortiguó el impacto, su cráneo le envió una oleada extra de dolor.

Las sombras lo alcanzaron. Javier no sintió su tacto, sólo un poco de presión cuando lo agarraron de las piernas y lo arrastraron hacia el mar embravecido que había sobrepasado la barrera artificial. Tampoco pudo gritar. Tenía los ojos muy abiertos, inundados por la lluvia. Las nubes y la ciudad eran borrones sin sentido.

13 de octubre de 2012

CUANDO MUERE UN RUISEÑOR (LIBRO 1)

Hoy voy a hablar de otro libro. Para variar, no lo he escrito yo :-P Conocí a la autora Nina R a través de Facebook, donde pude ver sus ilustraciones y leer fragmentos de sus historias, y como me gustó lo que vi y leí, pues decidí comprarle uno de sus libros. Elegí éste:


Una portada chulísima, ¿verdad? Pues la hizo ella misma. ¡Y el libro tiene más ilustraciones! Bueno, soy lo bastante grandecita como para apreciar los libros sin ilustraciones, pero es que las ilustraciones son un extra muy bienvenido en este libro, porque están hermosas.

¿Y de qué va el libro? Pues... digamos que había una vez un reino (Lothir) gobernado por un tirano llamado Edner Nevothenien. En ese mismo reino, formando parte de un grupo de rebeldes, había un muchacho llamado Oritzen Ervenin. Las circunstancias hacen que estos dos personajes se crucen en formas inesperadas, y todo cambiará debido a eso, incluyendo el destino del reino.

Me la pasé bomba leyendo esta novela. No contiene magia, dragones ni batallas épicas, pero me enganché con las idas y venidas del despistado Oritzen, y con su extraña, compleja, exasperante, adorable y a menudo divertida relación con el despótico rey Edner (sí, se aplican todos esos adjetivos, y quizás algún otro que no recuerdo ahora mismo porque estoy escribiendo esta reseña en plena madrugada y ya empiezo a cabecear).

Como se ve en la portada, es la primera parte. ¿Leí la segunda? ¡Por supuesto! Tenía que saber cómo terminaba el asunto, y la verdad es que el final me dejó muy conforme. En algunos aspectos me hizo recordar a Cumbres borrascosas, excepto que esta historia me gustó muchísimo más que Cumbres borrascosas. (Es que Heathcliff es un amargado insoportable. El rey Edner me cae mucho mejor como villano del cuento.)

Si con esto les he picado la curiosidad (eso espero), les paso los enlaces para comprar el libro: directamente desde Ediciones Babylon, en papel o como libro electrónico; en Amazon España, también en papel o como libro electrónico; y por último, en Amazon USA (para toda América), como libro electrónico. Mi recomendación personal es que lo compren directamente desde la editorial, ya que el sistema de pago es seguro y ofrecen la versión electrónica en tres formatos (MOBI, EPUB y PDF).

A leer se ha dicho :-)

G. E.

7 de octubre de 2012

¡OKTOBERFEST 2012!

¡Mi dragón y yo volvimos a la Oktoberfest! Pero hubo una diferencia este año: en lugar de viajar hasta Alemania, ¡nos fuimos a Blumenau, que es una colonia alemana en Brasil! (Es que no me apetecía hacer todo el vuelo a través del Atlántico. Hace frío sobre el océano y siempre existe el peligro de toparse con el Kraken.)

Nos divertimos más que en Alemania, a decir verdad. Se ve que a los descendientes de Alemania en Brasil se les ha contagiado el espíritu carnavalesco de los brasileños, y la fiesta fue bastante más alegre. Mi dragón, como siempre, fue la sensación. Donald se convirtió de inmediato en el alma de la fiesta, tarareando canciones tradicionales y balanceando jarras de cerveza en la nariz.


Mientras tanto, yo me subí a una mesa y me puse a cantar Barrilito de cerveza a todo pulmón. Es que ya estaba bastante achispada a esas alturas, y ya saben lo que pasa con las inhibiciones cuando uno está achispado :-D (Encima, me había puesto el traje parecido a un plumero. Como que un atuendo de ese tipo anima a quitarse los remilgos.)

Recibí como diez propuestas matrimoniales, aunque no sé si fue porque a) yo estaba achispada y mi traje era muy revelador, b) ellos estaban muy achispados, c) tener un dragón hace maravillas con el atractivo personal, o d) todo a la vez. La verdad, me sentí tentada de aceptar algunas, porque esos brasileños de ascendencia alemana estaban súper buenazos :-D (No acepté las propuestas... pero sí intercambiamos teléfonos y direcciones de correo electrónico. Total, nunca se sabe dónde podría estar mi novio compatible.)

En fin, nos divertimos un montón :-) ¡Y trajimos barriles de cerveza a casa! (para beber en la Noche de Brujas; pienso organizar un fiestón, y de paso les digo que están todos invitados).

¡Salud!

G. E.

PD: Los dragones, al parecer, no sufren resaca.

PPD: Yo tampoco, porque esto es un blog con mucha ficción.

PPPD: ¡Ja!

1 de octubre de 2012

RELATOS DE AMOR Y SANGRE

Como dije en el artículo con las instrucciones para mi próximo novio, y como también demostré claramente en el artículo sobre el Día de San Valentín, lo del romanticismo simplemente no me va, salvo contadas excepciones. Tal vez sea porque, según lo que visto hasta ahora, lo del final feliz con amor eterno me parece más fantasioso todavía que los elfos y los viajes intergalácticos.

Sin embargo, en algún momento llegué a notar que el tema del amor estaba bastante presente en varios de mis relatos macabros, lo suficiente como para que valiera la pena reunir dichos relatos en un libro. Y eso fue lo que hice. Luego subí el libro a Amazon, de modo que ¡ya está disponible para su compra y lectura!

Haz clic en PREVIEW para leer la muestra. Haz clic aquí para comprarla en tu página de Amazon correspondiente.

Les paso la sinopsis para que sepan de qué va cada uno de los relatos:

Poco antes de la Revolución Francesa, un aristócrata busca a la misteriosa y bella mujer con la que ha soñado. La encontrará en otro mundo... y pronto descubrirá que la ira de ella puede llegar a ser tan fuerte como su amor.

En nuestra época, un asesino a sueldo rescata a una mujer con habilidades sobrenaturales que los pondrán en peligro a ambos.

Una joven modelo se enamora de la pintora que la ha contratado, pero el turbulento pasado de esta última se interpone entre ambas.

¿Puede un cuento de hadas salir terriblemente mal? Camelia le pide a un hada ser hermosa para conquistar al príncipe que ama, y todo parece ir bien... hasta que su deseo se vuelve en contra de ella.

Gonzalo abandona a su prometida luego de encontrar a su verdadero amor. Sin embargo, no hay peor furia que la de una mujer despechada, y Miranda está dispuesta a cualquier cosa con tal de recuperar a su novio. Eso incluye la magia negra... y sus mortales consecuencias.

Teresa consigue por fin el corazón que necesita para seguir viviendo. Sólo hay un problema: el corazón parece tener voluntad propia y unos impulsos sangrientos.

A finales del siglo XIX, una joven llamada Gabriela se casa con un hombre rico y dispuesto a solucionar todos sus problemas. Sin embargo, él tiene una sola condición, y cuando ésta no se cumple, el final feliz de Gabriela se convertirá en una pesadilla de muerte y venganza.

Hete aquí siete relatos macabros donde el amor podría redimir a sus protagonistas... o llevarlos a su destrucción.

¿Se animan a transitar el lado oscuro del amor conmigo? >:-D

G. E.


Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D