Haz clic en las imágenes para leer en línea las respectivas muestras gratis. Haz clic aquí para ver mi catálogo completo y las diferentes opciones de compra o descarga gratuita. ¡Gracias por apoyar mi carrera literaria! :-)

16 de agosto de 2017

BOOK TAG FEMINISTA

¡Otra vez toca un book tag! Y como pone en el título, de tipo feminista. Quien me etiquetó fue Caryarit Ferrer, del blog La chica de los vídeos en pijama (pueden encontrarla también en su cuenta de Twitter: @caryarit). ¡Gracias, Caryarit!

Bien, aquí van las preguntas del book tag:

¿Cuál es tu autora favorita?
De algunas autoras he leído más de cuatro libros, pero ninguna de ellas es mi favorita (me pasa lo mismo con algunos autores). En cambio, aprecio mucho a Frances Hodgson Burnett, una autora de libros infantiles a la que admiro mucho porque no temía dirigirse a los niños como criaturas inteligentes; o sea, sus historias son bastante complejas y espirituales, y con algunas situaciones relativamente duras. Mi libro favorito de ella es El jardín secreto, del cual se han hecho varias películas.


Otros dos libros que me gustan mucho de ella son La pequeña princesa y El pequeño lord Fauntleroy.

¿Cuál es tu ensayista o teórica favorita?
Pues no tengo la costumbre de leer ensayos, pero si tengo que elegir a una ensayista, mi voto va para Helen Keller. Esta mujer sufrió una enfermedad que la dejó ciega y sorda a muy temprana edad. Contó con la ayuda de otra mujer admirable, Anne Sullivan, para aprender a comunicarse, y después de eso se convirtió en ensayista y también en activista por los derechos de la mujer y las personas de color. Súper asombrosa.


¿Cuál es tu poetisa favorita?
Uf, lo siento, ninguna. Pero eso es porque paso casi por completo de la poesía, a menos que sean rimas graciosas :-P

¿Cuál autora consideras adelantada a su época?
Aquí mi voto va para Charlotte Brontë. Por lo que he leído de su vida y lo que se refleja en su novela Jane Eyre, pienso que era una mujer educada y emprendedora a la que le habría gustado mucho vivir en la época actual (por no hablar de que también habría vivido más, gracias a la atención médica moderna).

¿Un autor con temática feminista?
Voy a arriegarme un poquito y a dar mi voto a Terry Pratchett. No porque escribiera libros de temática específicamente feminista, sino porque aquí y allá hace que sus personajes femeninos desafíen el status quo y los roles de género preestablecidos (en tono de sátira, claro, porque así era Pratchett). Brujas que no se dejan mandonear por hombres tontos. Mujeres policías muy capaces pero aun así femeninas. Mujeres (algunas monstruosas) que se disfrazan de hombres para ir a la guerra. Una maestra rebelde (¡nieta de la Muerte, nada menos!) y una activista muy decidida e independiente que defiende los derechos de los gólems y le planta cara a cualquier hombre que la moleste. Si eso no es feminismo... :-)

¿Una novela juvenil o infantil feminista?
Mujercitas, definitivamente. Crecí con este libro. Sobre todo destaco a la señora March y a Jo; la primera enseña a sus hijas a valerse por sí mismas y a ser buenas personas, y la segunda no tiene miedo de decir lo que piensa, perseguir su sueño de ser escritora y rechazar un matrimonio que no considera adecuado (aunque sea con un hombre rico).

¿Cuál fue la novela que te acercó al feminismo?
Las novelas llegaron tarde para esto. ¡Les ganó mi mamá! Pero no porque me hablara del feminismo, sino porque me crió como feminista; o sea, sin inculcarme conceptos de género. Jamás me dijo que no hiciera algo "por ser cosa de varones". Eso no existía en mi casa. Si yo quería cocinar, bien. Si quería jugar con autitos, bien. Si quería jugar con mis muñecas, bien. Si quería trepar a los árboles, bien. Ahí está la esencia del feminismo: criar a las niñas para que sean lo que quieran y puedan ser, no lo que la sociedad les diga según criterios estúpidamente sexistas.

¿Por qué te consideras feminista?
Porque, gracias a mi crianza, no considero que haya roles de género ni diferencias entre hombres y mujeres (más allá de ciertos aspectos biológicos inevitables, como la masa muscular y la gestación). ¿Qué sentido tiene separar las tareas por género? Si una mujer grande y fuerte puede ser bombero y le gusta ese trabajo, pues que sea bombero. Y si a un hombre le gusta diseñar y coser ropa, pues que diseñe y cosa ropa. Y ni hablemos de las cuestiones intelectuales, como la política. Encima, he visto que las sociedades que aseguran el respeto y la igualdad de las mujeres son mejores también para los hombres.

Ahora me toca etiquetar gente, así que voy a mencionar los siguientes blogs:

El club de las lectoras
El nido
Shine like a star
Galería de una desconocida
Diario de una Chicka Lit
Libros Revoltosos

Listo. Ahora me voy a hacer algunas reparaciones domésticas, porque, como puse arriba, a mi madre jamás se le ocurrió decirme esa bobada de que "la albañilería no es cosa de mujeres" :-D

G. E.

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir escribiendo! ¡Gracias!

6 comentarios:

  1. ¡Hola guapa!
    Muy buen tag, sí señor! No lo había visto aún pero me ha encantado leer tus respuestas y saber un poquito más sobre las grandes autoras que existen o han existido.
    Uno de los tag mas interesantes que he leído!

    Besitos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te haya gustado! Muchas gracias por el comentario. Besitos para ti también :-)

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Me fascinó el tag, uno de los mejores que vi. No lo conocía, pero me alegra que exista. También me gustaron mucho tus respuestas, espero leer pronto algo de Helen Keller.
    ¡Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí me alegra que te gustara. ¡Besos para ti también!

      Eliminar
  3. Hola!

    Muy interesante este tag. Creo que nunca había comentado tu blog, a pesar de que lo sigo desde hace tiempo. Me ha sorprendido ver el libro de Mujercitas, porque la verdad es que a mi no me pareció muy feminista, qué raro. También es cierto que lo leí en mala época y además una adaptación un poco mala. No me gustó mucho.

    Me ha gustado tu respuesta sobre la educación en tu casa, expones muchas cosas que leí en el libro de Chimamanda Ngozi "Como educar en el feminismo" y que será la próxima reseña que subiré a mi blog. Sobre todo: la importancia de no decirle a ninguna persona que no haga o que haga ciertas cosas "porque es una chica". Eso no es razón en absoluto.

    Bonita entrada. Un beso. Espero comentar más tu blog a partir de ahora :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias por el comentario :-) Diría que el feminismo de MUJERCITAS es sutil, pero ahí está. Aunque el personaje de Jo no es particularmente sutil al respecto: ella manifiesta sentirse frustrada por no poder ir a la guerra con su padre, dice siempre lo que piensa y le molestan las presiones estéticas. Termina creando un colegio; o sea, es una mujer que considera importante la educación. Meg se casa y se convierte en madre, pero hay una escena en la que ella está visiblemente agobiada por el comportamiento de su hijo varón, y entonces su marido se ocupa del asunto (dando a entender que la crianza de los hijos tiene que ser tarea de AMBOS padres). El padre de las chicas también alaba el progreso de sus hijas, viendo que durante su ausencia han aprendido oficios y mejorado sus defectos de carácter. O sea, las valora como mujeres completas, no por su belleza o su capacidad para atraer maridos. En fin, en lo que a mí concierne hay muchas pequeñas cosas en el libro que pueden considerarse feministas (más allá de que no sea un libro para todos los gustos, lo cual respeto).

      Estaré pendiente de tu entrada sobre el feminismo. Espero también que recalques la importancia de no humillar a los varoncitos por querer hacer "cosas de chicas". ¡Quiero que haya más bailarines de ballet, leñe! :-D Tus próximos comentarios aquí serán más que bienvenidos. ¡Besos!

      Eliminar



Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D